Conservando amistades...

  La entrada de hoy (y sin que sirva de precedente), es un poco más personal de lo acostumbrado... 🙀

  Veréis, a veces, la vida te pone en el camino bellas personas con las que quieres seguir manteniendo el contacto tras coincidir con ellas en clases...


  Y éste, es uno de esos casos... conocí a María en clase... una vez finalizadas éstas (ella 😖), nuestros caminos se separaron, pero más o menos seguíamos manteniendo el contacto, pues vivíamos en la misma ciudad.



  Hasta que un día dejé de tener noticias suyas... pero, cosas de las redes sociales, tras un tiempo sin lograrlo, contacté con una de sus hermanas... y me contó las novedades 😳: Estaba en Francia preparándose para ser monja...

En proceso

  Tras el shock inicial de la noticia, y alegrarme muchísimo por ella por haber encontrado su camino en la vida... me puse a bordar un detallito que quise enviarle que le recordara a mí... 😬


  Y sí... bordé una pequeña monjita que le ha hecho mucha ilusión 😊. Hoy, con una carta suya que me ha llegado (desde Francia, sí, es la primera vez que recibo carta desde Francia), me gustaría enseñárosla 😊.




  La de vueltas que da la vida, ¿verdad?... Yo no imaginé nunca que hubiera bordado una monja, pero... así lo hice. Y es que no hay nada como los detalles para regalar...


¡HASTA LA PRÓXIMA!

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me puedes encontrar en todos éstos sitios

Me puedes encontrar en todos éstos sitios
¡VUELVE PRONTO!