Una panda de osos

  No es lo normal, pero por diversos motivos, acepté excepcionalmente un encargo que consistía en bordar para otra persona una serie de baberos.

  Una vez en manos de esa persona, os muestro la mitad del encargo. Se trata de 3 baberos personalizados, dos de niño y uno de niña. Espero que os gusten :)




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me puedes encontrar en todos éstos sitios

Me puedes encontrar en todos éstos sitios
¡VUELVE PRONTO!